PDA

View Full Version : La magia del visor.



Cecilio Andrade
04-01-2005, 09:43 AM
Siempre he atribuido cualidades casi mágicas al visor de un fusil de francotirador.
Comprendo como funciona el mecanismo óptico. Se que la lente del objetivo produce una imagen invertida del blanco. Otra lente, situada en el centro de la mira, amplia la imagen y la devuelve a su posición normal. Y, por último, la lente ocular amplia aún más la imagen.
Se que, mientras el ojo desnudo de una persona normal distingue un detalle de 2.5 cm´s. a 90 m., a traves de un visor 6x se llega a ver con claridad un objeto 6 veces más pequeño. Así pues, la distancia puede multiplicarse por 6 al emplearse ese mismo visor 6x, sin perder la menor nitidez.
Se, tambien, que la película de fluoruro de Magnesio que recubre las lentes aumenta la transmisión de la luz entre un 45% y un 86%.
No hay nada mágico en estas explicaciones.
Sin embargo, los mecanismos ópticos que amplian la imagen y aplanan la perspectiva, tambien tienen el efecto de suprimir la humanidad del blanco. Cuando miramos a través de la mira, la imagen que la cruceta divide en cuatro no es un ser humano sino un blanco, una simple ecuación, en la que intervienen la altura, la velocidad y la deriva.
La mira posee la extraña propiedad de poder eliminar los espinosos problemas morales, y la necesidad de preguntarse sobre los motivos más elevados. Si algo aparece en la cruceta, sea lo que sea, podemos abatirlo. Esto no es cierto, un francotirador ... "legal" y moral sabrá que si debe abatir esa vida ello debe ser por un bien mayor, y por evitar un mal mayor. Que si el objetivo muere debemos estar seguros que esto es necesario e inavitable, pero solo e invariablemente por su culpa.

Un ser humano no es un blanco de cartón. Eso marca la diferencia.
Se puede ser el mejor en polígono de tiro. Pero si no se tiene experiencia alguna en combate...
El hecho de tener que dispararle a “alguien” puede afectarnos a la mente y a los ojos.

El enemigo no es un ser de carne y hueso.
Mi mente y mis ojos se mantendrán fríos y alerta.
No erraré el tiro.

De todas formas ... el objetivo nunca oye nada. La bala llega antes que el sonido. Nunca oye el menor ruido.

La “magia” de las miras parece haber perdurado por encima del tiempo y las tragedias.

Aún así, detrás de la mira, siempre habrá un ser humano.

¿No?